PENSEMOS UNA ESCUELA!...

Escrito el día 16/01/2010 a las 12:18 por Magister y fue visto 3075 veces
por Jorge Miguel PERALTA para Microeducativo en Radio del Plata – Carlos Paz – Sábado 16/01/2010. Programa EL TERMÓMETRO, de Javier Medina Gandía

PREGUNTAS CLAVES
¿Cómo llega la información/educación a las nuevas generaciones?
¿La escuela ya no es la única fuente?
¿hace falta pensar en una nueva escuela?
¿y cuando no hay clases: qué hacen los jóvenes o que le proponemos?
Una propuesta de Magister

Hace un tiempo, digamos unos 40 años más o menos, cuando la sociedad o la familia no quería que las generaciones más jóvenes, léase niños y adolescentes, supieran “algo”, se evitaba el tratamiento de ese “algo”, en una suerte de aislamiento de protección con respecto a esa “información inconveniente” o al menos se creía que lo era. Para ello bastaba con decidir que no se trate en la escuela.

En esas épocas el acceso a la información de cada persona en formación estaba reducida a la radio, los albores de la TV y fundamentalmente los libros. Y en ese marco la escuela era el lugar donde se instruía a las nuevas generaciones y estas lo entendían así.

Hoy con todos los medios de comunicación y distribución de la información, aislar es una tarea IMPOSIBLE. La televisión, la radio, Internet, los diarios digitales, revistas, folletos de distribución gratuita o revistas de divulgación, celulares, y etc. acercan todo y de todo. No hay y no se pueden poner filtros que den resultado.

Pensar en que la escuela es el único ámbito donde el niño/adolescente/joven se educa/informa o querer controlar lo que las nuevas generaciones reciben muy fácilmente, es cómo querer atrapar la luz con las manos.

Entonces, vale aquel dicho que dice “si no puedes vencer únete a ellos” ¿? NO!!!

Tenemos que pensar una escuela que tenga una función genuina, única, referente, pero que sea diferente en las maneras, en la forma de transmitir o educar. Que no sea una carga. Que los educandos y educadores al menos tengan ganas de concurrir a la escuela. Esta es la llave. Esta es la obligación del docente: Hacer que la escuela guste. Empezando por la asignatura /materia que damos.

“Como educadores tenemos que encontrar los nuevos sentidos de la escuela”. dicen EN SU LIBRO “la educación ayer, hoy y mañana” Silvina Gvirtz, Silvina Grimberg y Victoria Abregú. de editorial AIQUE . 2.007.

Para empezar, lo primero que debemos hacer es considerar al alumno como lo que es: una persona en formación. En el ámbito secundario están reunidos los adolescentes. Todos más o menos sabemos que esa etapa es de rebeldía, desequilibrio, falta de constancia, dependencia. “Mamá o papá me tienen harto, pero ojalá que no se mueran nunca”. Y sin embargo observo en las escuelas que dejamos rápidamente estos saberes de lado y queremos alumnos calladitos, sentaditos, obedientes, equilibrados y constantes, que no cambien las cosas, que sigan todo lo que le decimos. Si alguno sale de este esquema le ponemos el mote inmediato de violento.

Hay que darle oportunidades. Ya no sólo en la escuela sino fuera de ella. En este sentido desde Magister, hemos comenzado un proyecto de televisión. Convocamos a Jóvenes de entre 14 y 18 años para hacer un programa de TV. Empezó allá por la última semana de 2009. La idea era un programa de verano. Vinieron 15 jóvenes. Inmediatamente surgieron ideas. Hacer corto metrajes, documentales, notas a los turistas, la conducción del programa, quienes serían los noteros, las cámaras, el sonido. Y el nombre del programa: DISPARATE.

Ellos distribuyeron los trabajos. Cada uno hacía o debía hacer algo. Conseguir notas con las autoridades, gente del espectáculo, y fundamentalmente al turista.

La tarea nuestra, es la de coordinación. Esto significa alentarlos, enseñarles cada rol para lo que tuvimos que aprender. Hicimos pruebas, para asegurarnos cada lugar. Algunos querían estar en cámara otros no.
Anoche, Viernes 15 de enero de 2010, ya salió al aire el 4to Disparate.
Conclusión de esta experiencia: Los jóvenes saben hacer, pero son jóvenes y adolescentes. Necesitan guía nada más. Necesitan que los escuchemos. Que les ayudemos a organizar todas esas ideas que traen.
Algunos lamentablemente debieron abandonar el proyecto por que consiguieron trabajo de temporada y otros por que los venció la “falta de ganas”.

Las críticas de los televidentes son muy buenas.
Todo se hace pulmón. Sin dinero. Nadie cobra ni pone un peso. Para ello nos pusimos de acuerdo los adultos: desde los dueños del cable de las Sierras, Solar de piedra que es la productora que nos da el lugar y filma en directo y Magister producciones que hace la dirección, para crear esta posibilidad sin dinero. Los chicos y chicas y sus familias se mueven de aquí para allá.

Y finalmente, cómo detalle importante, ninguno de los jóvenes tiene experiencia ni formación en medios de comunicación. Son alumnos del Ipem 84 de Tanti de la especialidad ARTE en donde si tienen formación en materias específicas. Recordemos, en palabras de María Adela Donaher, es toda la comunidad la que educa.

chauu!


   Tema: General


Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Nombre:
E-mail:
URL:
  Negrita Cursiva Imagen Enlace
Guardar los datos: Si / No