¿PÚBLICO O PRIVADO?

Escrito el día 04/12/2010 a las 11:22 por Magister y fue visto 2371 veces
Al momento de elegir un estudio superior, universitario o terciario, tenemos un problema adicional: la gran oferta que existe va desde las opciones públicas (ej UNC) hasta los institutos y universidades privadas, cuyo valor cuota a subido mucho o no tienen nada que ver con la realidad económica de las familias en general.

A propósito, hay jóvenes que “dejan” el secundario. Terminan sexto año y deben elegir una casa de estudios superiores. La universidad pública o privada, los institutos terciarios también públicos o privados etc, etc son ahora las opciones.

Cualquiera, y ésta es la novedad, representa para la economía familiar una erogación de dinero elevada. Por ejemplo para ir desde Tanti hasta Córdoba, a UNC o privadas, de pasaje sólo hay un promedio diario de entre 25 a 30 pesos. Sumemos los apuntes y libros, ropa, y siga … sumando!!!. Y no hemos hablado de la cuota, en las privadas, que no baja de $500.- La situación es difícil. No alcanza solamente con la buena voluntad.

Por otra parte, es llamativo que la extensión de UTN (Universidad Tecnológica Nacional), que funciona en Carlos Paz, por carecer de alumnos, se está levantando. No funcionará más. Es gratuita. Pero los aspirantes a estudiar No van.(¿?)

Es difícil y será así en el año 2011, muy difícil para una economía familiar cumplir el sueño de que sus miembros puedan asistir a los estudios Universitarios o superiores.

Para nuestros jóvenes, en Tanti, las condiciones para seguir estudiando son precarias y el futuro, depende de las pocas posibilidades laborales de la zona, que están reducidas a:

  • Mozo/a de una parrilla.
  • Mucama/o, peón, cocinero/a, de una cabaña o de un hotel.
  • Ayudante de Albañil.
  • Limpia Jardines.
  • Empleado/a en un kiosco.

  • Y los más privilegiados (apenas un puñado), pueden conseguir algún empleo contratado en la municipalidad.

    Si bien es cierto que todo empleo (trabajo) es digno y dignifica al ser humano, también es igualmente cierto la frustración de ser un subempleado/a, mal pagado, habiendo sido formado, en las escuelas secundarias, como Técnicos en electricidad-electrónica, en arte y en Gestión y Administración de sistemas contables, para que en definitiva, el diploma sea sólo eso.

    Esto los jóvenes lo sienten y expresan en una frase lapidaria: “en Tanti no hay nada”. Traducción: “en Tanti no hay posibilidades laborales estables.”

    A los adultos, y en especial a la llamada clase dirigente, nos toca crear las oportunidades para que el futuro de todos nuestros jóvenes sea promisorio.

    Jorge Miguel Peralta.


       Tema: General


    Comentarios

    Deje su comentario:

    (comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

    Nombre:
    E-mail:
    URL:
      Negrita Cursiva Imagen Enlace
    Guardar los datos: Si / No