Ideas&Ciencia

Escrito el día 06/02/2014 a las 14:31 por Magister y fue visto 3615 veces
por Jorge Miguel PERALTA

PLATÓN, EL CUENTA MITOS..

Continuando con el desarrollo de los métodos de la Filosofía, le llega el turno a Platón. En el artículo anterior vimos que el método socrático consistía en preguntar, responder, preguntar y responder. A este método de la interrogación, mayéutica, Platón lo perfecciona y lo convierte en lo que él llama DIALECTICA.


Platón descompone a la dialéctica en dos momentos. Un primer momento consiste en la intuición de la idea; el otro momento, en el esfuerzo crítico para esclarecer esa intuición de la Idea.

Entonces, cuando tenemos la necesidad de resolver un problema, cuando sentimos esa admiración ante el problema, esa admiración ante el "misterio", ante la interrogación, lo primero que el espíritu hace es lanzarse como flecha, lanzar esa intuición que se dispara hacia la idea de la cosa, hacia la idea que se tiene del misterio mencionado. Esa primera intuición es torpe, insuficiente. Es sólo un camino hacia la idea.

Luego viene la dialéctica propiamente dicha, que implica los esfuerzos sucesivos del espíritu por intuir, ver, contemplar o "teorizar" (del griego theorein, teoría) las ideas, cada vez depurando, llegando cerca de la meta, pero sin coincidir con la idea, ya que estas pertenecen al mundo de esas esencias eternas, inmóviles y puramente inteligibles y no pueden ser nunca perfectamente logradas.

Para explicar su método Platón utiliza lo que él llama mito, algo así como "cuentos". El cuenta un mito. Por ejemplo el mito de "reminiscencia", que dice que las almas antes de vivir en este mundo y de alojarse cada uno de ellas en un cuerpo de hombre, vivieron en otro mundo, en dónde no hay hombres, ni colores, no cosas, ni olores, ni nada, nada que fluya en el tiempo ni espacio. Vivieron en el mundo de las ideas. Ese mundo está en un lugar que denomina metafóricamente "topos urano". Allí viven las almas en perpetua contemplación de las ideas, conociendo la verdad sin esfuerzo alguno porque la tienen intuitivamente delante; sin nacer, n i morir, en pura eternidad.

Esas almas de vez en cuando vienen a la tierra y se alojan en un cuerpo humano, dándole vida. Naturalmente deben someterse ahora a las leyes de la tierra, como temporalidad y espacio, y olvidan las ideas del topos urano. Pero como han estado allí, bastaran algunas preguntas bien hechas, para que del fondo del olvido, por medio de la reminiscencia, atisben algún vago recuerdo de esas ideas.

En el próximo llega Aristóteles.

Fuente: todo libro de estudio y página web.

Este artículo fue publicado en EL DIARITO de Tanti en su Edición Nro 764 del 23 de Enero de 2.014


   Tema: General


Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Nombre:
E-mail:
URL:
  Negrita Cursiva Imagen Enlace
Guardar los datos: Si / No