Ideas&Ciencia

Escrito el día 04/03/2014 a las 14:27 por Magister y fue visto 5633 veces
por Jorge Miguel PERALTA artículo 6

DE CIENTÍFICOS Y POLÍTICOS.

Si Ud. pregunta cuál es el motivo por el que muchas veces se involucran los científicos y políticos, la respuesta es muy simple y fácil: para hacer los experimentos los científicos necesitan dinero y quiénes lo manejan son los políticos.

A veces participan grandes laboratorios que financian proyectos científicos, y que, al invertir necesitan imperiosamente recuperar esa inversión, convirtiéndose en los dueños de los resultados. Léase "si descubro algo es mío". Imagine una vacuna contra el cáncer o el sida. Haga números y luego concluya. Digamos entonces que aún para hacer el más mínimo experimento, el progreso científico, necesita de recursos, de inversiones.

Luego la aplicación, el desarrollo posterior y distribución de un resultado, al que la ciencia arribó tras varios años, son manejados por políticos, casi siempre coyunturalmente, y no considerando el efecto futuro.

Acentuemos que el político decide según su óptica, según sus apetitos personales, en especial apetitos de poder, determinado el cómo y cuándo. Esta es la razón por la que el científico elabora teorías que posteriormente el político aplica causando desastres, devastaciones, genocidios, ... etc muy pocas veces aciertos. Y esto, sin cargar las tintas en los hombres de ciencia, que tampoco están ajenos a estos apetitos. Por ej. Albert Einstein creó luego de varios años la llamada Teoría de la Relatividad. Con ella siglos de conocimientos quedaron resumidos en una simple fórmula E=mC2, "La energía E es directamente proporcional a la masa m multiplicada por la velocidad de la luz C al cuadrado".

La velocidad de la luz es aproximadamente 300.000.000 metros por segundo, algo así como tres millones de cuadras caminadas en un segundo. La fórmula en su interpretación más trivial ( o vulgar), expresa que la "masa" es equivalente a energía.

Fantástico y hay más bondades. Pero... a pesar de que Albert era un reconocido pacifista, algunos lo creen el padre de la bomba atómica, que en realidad fue construida por el gobierno/militares de EEUU y utilizada en Hiroshima. La simbiosis entre lo actuado y descubierto por el científico y lo establecido por los políticos, puede causar grandes progresos o destruir a la humanidad o parte como en este caso.

La solución pasa por los beneficios, no sólo económicos, de interés general para lograr el bien común, que al perderlo como meta, tanto políticos como científicos, hacen añicos a la humanidad.

correo: jorgemiguelperalta@yahoo.com.ar

Este artículo fue publicado en el Diarito de Tanti, edición 755


   Tema: General


Comentarios

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Nombre:
E-mail:
URL:
  Negrita Cursiva Imagen Enlace
Guardar los datos: Si / No